Crece en Europa la intolerancia hacia los cristianos

El informe del Observatorio sobre la intolerancia religiosa en Europa refleja el aumento de los casos de discriminación o ataques por mantener las convicciones cristianas.

Existen diversos organismos y ONG que publican periódicamente informes de carácter internacional sobre el estado de la libertad religiosa en el mundo. Incluyen también referencias a los países europeos, pero más bien de pasada. Al fin y al cabo, aquí no hay condenas a muerte como en Pakistán, ni atentados letales como en otros lugares de Asia o África. Por eso, tiene especial interés el estudio sobre los casos sufridos por los cristianos europeos en 2011, publicado en la página web del Observatorio sobre la intolerancia y la discriminación religiosa en Europa (Oidce). El anterior se refirió a 2005-2010. Cfr. www.intoleranceagainstchristians.eu.

 
SALVADOR BERNAL | 31 de marzo de 2012

Se trata de una ONG austríaca, miembro de la plataforma por los derechos fundamentales de la correspondiente agencia de la UE, que trabaja en estrecha cooperación con la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE). En su página web analiza y clasifica los casos de marginación o discriminación de los cristianos en la UE, en los Estados candidatos a ingresar y, en general, en todo el continente.

De hecho, en una encuesta realizada en el Reino Unido, el 74% considera que hay más discriminación negativa contra los cristianos que contra otros creyentes (en 2009 el porcentaje fue del 66%). Y en Escocia, según un informe oficial, el 95% de los actos violentos por motivos religiosos se dirigen a cristianos; el 2,3 % a hebreos, y el 2,1 a musulmanes. De modo análogo, el 84% del creciente vandalismo francés afecta a lugares de culto cristianos: 522 iglesias y cementerios, según datos de la policía presentados en la cumbre de la OSCE de Roma en septiembre de 2011.

En sus trabajos, el Observatorio distingue distintos tipos de incidentes, según afecten a: libertad de religión, libertad de expresión, libertad de conciencia, discriminación política, exclusión de los cristianos de la vida política y social, represión de los símbolos religiosos, insultos, difamación y estereotipos negativos, incidentes de odio, vandalismo y profanaciones y, en fin, crímenes por odio a personas singulares.

Este primer informe anual incluye casos más o menos conocidos, como la denuncia contra el Papa Benedicto XVI por crímenes contra la humanidad, a causa de su doctrina sobre la moral sexual, o la campaña en la Universidad de Granada contra la Facultad de Teología local. Se refieren bastantes hechos sucedidos en Alemania que muestran una fuerte restricción a la libertad de las asociaciones religiosas para desarrollar actividades en contra del aborto. En Jersey (Inglaterra), los carteros se negaron a llevar a las casas CD que contenían grabaciones del Evangelio de San Marcos.

Abundan las intimidaciones a profesionales que hacen objeción de conciencia al aborto y la eutanasia. En Holanda, se amenaza con despedir a los funcionarios públicos que, por razones de conciencia, no quieren celebrar uniones entre personas del mismo sexo. Una farmacia en Berlín fue asaltada vandálicamente, porque el farmacéutico no vendía la píldora del día después, en aplicación de sus creencias católicas. Hay también casos de injurias (como la serie italiana de animación que atribuía al Papa palabras difamatorias contra sacerdotes católicos). Por último, hay numerosas referencias a "vandalismo y profanación de iglesias y objetos sagrados" en Austria, Alemania, España y, sobre todo, Francia. El informe menciona también las agresiones perpetradas durante la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid por un grupo de manifestantes anti-Papa.

Como señalan los directores del Observatorio, los cónyuges Gudrun y Martin Kugler, en la presentación del informe, “nuestro trabajo tiene como objetivo alentar a las víctimas de la intolerancia y la discriminación a contar sus historias, y a crear conciencia entre la gente de buena voluntad de que el fenómeno debe ser tomado en serio y requiere respuestas colectivas".

 
 

 
© Copyright OPINO.ORG | | Diseña y desarrolla Xperimenta